YOLANDA ESPINOSA MARTIN
Abogada especialista en derecho matrimonial

Madrid El Ejido
Avda. de los Arces Paseo Pedro Ponce 121. Ofna. 9
28042 04700
Tno. 91 441 4005 Tfn. 950 48 78 18
Fax. 91 399 45 26 Fax. 950 57 03 74
   
www.yespinosa.com

gananciales

 

La cuestión que suscita mayor controversia en los procesos de familia es la cuantificación de la pensión alimenticia a favor de los hijos y a cargo del progenitor no custodio en los procesos de nulidad, separación, divorcio o ruptura de parejas de hecho. Cómo considerar que tal cantidad es la adecuada, justa, racional, razonable y proporcional.
Siendo el principal motivo de desacuerdo la pensión alimenticia son  preguntas frecuentes las que hacen referencia a su límite, extensión y alcance ¿hasta cuando se debe abonar una vez que se cumple la mayoría de edad?¿hasta donde llega la formación completa, comprenden estos alimentos también la educación universitaria?.

Cuestión fundamental es el Convenio Regulador cuando los cónyuges deciden reconducir su divorcio por vía amistosa.


¿Que es un Convenio Regulador?.¿Por qué es importante que los cónyuges estén bien asesorados cuando firman un Convenio Regulador?.

         El convenio regulador es un negocio jurídico de derecho de familia que aprobado judicialmente queda integrado en la resolución judicial y constituye parte integrante de la sentencia.
Resulta esencial antes de la elaboración del Convenio contemplar todas las situaciones que rodean el conflicto familiar por que es necesario ser concretos, precisos y previsibles.


 Es habitual que los cónyuges en plena crisis matrimonial se centren en resolver  problemas presentes, motivados por el impacto emocional de la situación, y se olviden, en cambio, de atajar aquellos otros que pueden ser importantes para evitar en un futuro posibles problemas; por ello, es fundamental preveer.


Es importante también delimitar en los convenios las distintas pensiones alimenticias y la consideración de gastos extraordinarios, así como la forma y modo de prestar el consentimiento y su constancia.


            Resultando de vital importancia que los convenios reguladores contengan siempre una previsión acerca de cuáles sean y de quién ha de abonar, y en qué forma y bajo qué condiciones, los gastos extraordinarios, con la mayor precisión posible.

-----------------------------------------------------------------

DECALOGO PARA EL BUEN CUMPLIMIENTO DE LA GUARDA Y CUSTODIA POR LOS PROGENITORES.

Para el buen cumplimiento de este régimen de guarda y custodia establecido en interés del menor se aconseja a los progenitores el cumplimiento del siguiente decálogo.

  1. Nunca desacredite a su ex cónyuge delante de sus hijos, ya que ellos se sienten “parte de su mamá” y “parte de su papá” con lo que la crítica puede dañar su autoestima.
  2. No utilice a sus hijos como mensajeros entre usted y su ex cónyuge. Cuanto menos se sientan ellos parte de la pelea entre sus padres, mejor entenderán la situación.
  3. Tranquilice a sus hijos haciéndoles entender que ellos no tuvieron ninguna responsabilidad en la separación. Muchos de ellos asumen como propias las causas de la ruptura.
  4. Anime a sus hijos a que vean con frecuencia a su ex cónyuge. Haga todo lo posible por estimular las visitas.
  5. En cada paso de su divorcio o separación, recuérdese a sí mismo que sus propios intereses no son los de sus hijos, por lo que no debe incluirlos en ninguna negociación.
  6. Sus hijos pueden ser estimulados a actuar como su “corresponsal”en la casa de su ex cónyuge. Trate de no pedirles que le cuenten nada que no sea del interés de ellos. Deje a sus niños ser niños.
  7. Si usted siente que no puede asumir el trance de la separación con calma y responsabilidad, pida asesoramiento terapéutico urgente. Sus problemas pueden trasladarse a sus hijos, complicándoles aún más el poder enfrentar con éxito la situación.
  8. Cumpla con sus obligaciones económicas, “alimentos” de su hijo, en forma mensual y sin interrupciones. Sepa que de no hacerlo, el perjudicado será su hijo, que ademá de tener que enfrentar una situación familiar compleja, deberá soportar faltas materiales, lo cual puede tener un efecto permanente por el resto de su vida.
  9. Si usted es un padre/madre responsable, y no está recibiendo los “alimentos” por parte del que tiene obligación, no traslade su enfado a sus hijos. Esto alimenta en ellos el sentimiento de abandono, y los pone en situaciones muy difíciles.
  10. Dentro de lo posible, no efectúe demasiados cambios en la vida de sus hijos. Si además de soportar la separación deban cambiar de residencia y de escuela, tardarán mucho más en superar el trauma del divorcio de sus padres.

 

Parejas de hecho, ¿que es? .
Es aquella unión estable de convivencia entre un hombre y una mujer no unidos por matrimonio, llamada también unión paramatrimonial o convivencia more uxorio.

¿Qué significado tiene en nuestro ordenamiento jurídico las Parejas de hecho?.

Ni el Tribunal Constitucional ni el Tribunal Supremo equipara la situación de las parejas de hecho con el matrimonio; al entender que "el matrimonio y la convivencia extramatrimonial no son situaciones equivalentes", sino realidades jurídicamente distintas. En este sentido,el Tribunal Supremo ha declarado que las normas de la sociedad de gananciales no pueden aplicarse analógicamente sin más a las parejas de hecho: "La ausencia de intención en los convivientes de crear un acervo común justifica la no aplicación analógica de las normas sobre comunidad de bienes o régimen de gananciales".

Para tener la consideración de pareja de hecho es necesario que la relación entre dos personas no unidas por matrimonio sea pública y notoria, manteniendo una vida estable y duradera y con unos intereses comunes en el desarrollo de una vida familiar.


La existencia de una pareja de hecho debe acreditarse ante Juzgados y Tribunales
mediante cualquier documento o prueba válida en derecho como resulta de la presencia de testigos, de la existencia de hijos, de la inscripción en el Registro de Uniones de Hecho, de Capitulaciones Paramatrimoniales realizadas ante Notario; de Contratos Privados suscritos entre los convivientes; de Contratos bancarios efectuados por la pareja que presupongan una disposición conjunta e indistinta del patrimonio común; así como de aquellos otros Contratos con terceros que evidencien la existencia de una vida en común y de una disposición común de bienes mediante arrendamientos o ventas de bienes; Cartilla de la Seguridad Social, sirviendo para demostrar la convivencia de la pareja en la misma vivienda. el certificado de empadronamiento o domicilio fiscal.


En cuanto a las relaciones económicas, las parejas de hecho pueden realizar  por escrito los pactos que estimen oportunos para gestionar, repartir la titularidad y los rendimientos de los bienes que tengan o que adquieran mientras dure su convivencia.


Problemas que pueden surgir a partir de la ruptura.


Tras la ruptura, los menores nacidos en familias formadas por parejas de hecho tendrán los mismos derechos que los hijos matrimoniales y así podrán reclamarse las correspondientes pensiones de alimentos. Las partes podrán pactar en qué cantidad debe contribuir el compañero que no quede en compañía de los menores, sin que en ningún caso pueda pactarse la renuncia a este derecho ni compensar el importe que por este concepto pueda corresponder con las deudas que existan entre los miembros de la pareja, sin  que tampoco quepa el pago por persona distinta a los progenitores.


La ruptura de la convivencia no supone la extinción de la obligación de prestar alimentos a los hijos, ejercer la guarda y custodia, las visitas y relación con ellos; el cumplimiento de dichas obligaciones debe mantenerse siempre en beneficio del menor.

Los problemas que suelen presentarse en los casos en los que las parejas de hecho se disuelven, se plantean en relación a la vivienda ya sea ésta propiedad de ambos, de uno solo o se encuentre arrendada. Planteándose, también, otras cuestiones relativas a  la posibilidad o no de pensión compensatoria o de indemnización y a la pensión de viudedad.

 

Modificación de Medidas. ¿Pueden modificarse las medidas adoptadas en su día en sentencia?


Las medidas aprobadas judicialmente en los procesos de separación o divorcio se pueden adapatar a las nuevas circunstancias de la vida familiar, pues al igual  que la situación vital a que responden está sujeta a cambios, pueden ser también modificadas. Ahora bien, para ello se requiere que exista una alteración sustancial de las circunstancias que fueron tenidas en cuenta al momento de su adopción.


Liquidación de Gananciales.

La liquidación de gananciales comprende el reparto de los bienes comunes tal como la vivienda familiar con los problemas derivados de su calificación y valoración; así como otros inmuebles como puedan ser locales, garajes, fincas y terrenos. Se deben incluir todos los activos y también los financieros. Otras cuestiones de especial relevancia son las adquisiciones en la separación de hecho o aquellas otras adquisiciones llevadas a cabo después de la disolución.


 

 

 

PRESENTACIóN
CONTACTA 
 ACTIVIDADES PROFESIONALES